Berlín

Visitar Berlín : Información pequeña Guía

 

Berlín, quien sabe cuantas veces he pensado en visitarla. Berlín, esa tentadora y seductora capital de Alemania, uno de los 16 estados (Länder) que componen la República Federal de Alemania, un lugar único que disputa a Londres y París el primer puesto cultural europeo. La ciudad, la más poblada del país con cerca de 4.2 millones de personas en el área metropolitana, se ha convertido a partir de sus orígenes humildes en una de las capitales del mundo, para bien o para mal. Hoy en día la ciudad es una impulsora en el plano internacional de todos los asuntos científicos, comerciales, tecnológicos, culturales y políticos.

Pero no solo eso, Berlín también se ha convertido en un hito de la cultura juvenil y de la vida nocturna gracias a sus numerosos bares, clubes y museos, además de salas de exposiciones, edificios y otros muchos lugares de interés histórico y cultural. Tal vez esto sea suficiente, pero hay mucho más.

 

Panorama di BerlinoDesde su Reunificación en 1990 Berlín ha creado una nueva y única sensación, la caída del Muro de Berlín ha creado un nuevo sentimiento de esperanza para el mundo, en definitiva un nuevo mundo y un nuevo modo de vivirlo, sin los límites que imponen las tendencias políticas. Efectivamente las dificultades económicas de la reunificación han sido enormes, pero se pagaron a medio plazo Orso Simbolo Berlinogracias al crecimiento social y económico. La década de los noventa fue una nueva etapa para Berlín ya que el mundo ha redescubierto la ciudad y ha permitido acceder a una gran cultura artística e histórica que había en la ciudad. Entre los teatros, edificios imperiales y zonas reconstruidas después de la terrible Segunda Guerra Mundial, los museos modernos y centros de cultura y las tendencias naturales a la vida nocturna muestran una ciudad que se reinventa cada día y que no para de cambiar. Hoy en día un viaje a Berlín no es solo una investigación histórica, es también una visita a un lugar muy animado por la vida nocturna, sus cafés, clubes nocturnos y bares, además de sus museos, palacios y la gran cantidad de lugares de interés cultural.

 

Chiesa di Kaiser WilhelmA partir del siglo XVIII, Federico el Grande de Prusia, se enfrentó a los problemas de la ciudad después de la guerra, lo que llevó a Berlín a tener el aspecto actual. Incluyendo la apertura de un moderno centro cultural multidisciplinar mítico como el Berlín Hauptbahnhor (la estación principal más grande de Europa), o eventos como la final del Mundial de 2006 o el Festival de Berlín, gracias a este autoestima y confianza en si misma, Berlín se ha convertido en una de las capitales más importantes del mundo. La arquitectura de Berlín es muy diversa, aunque en gran medida influenciada por la reconstrucción tras el daño de la última guerra mundial. Nos movemos en el centro de una ciudad compacta, son pocos los edificios medievales que sobreviven, cerca de la Alexanderplatz, y han pasado a ser construcciones de vidrio y acero como la Potsdamer Platz.


Berlín tiene un número sorprendente de lugares de interés, aunque no tan concentrados como otras ciudades europeas. A veces las mejores cosas no están cerca de los puntos habituales de referencia, se puede caminar hasta perderse por Berlín, dejando espacio a la imaginación podemos caminar por las encantadoras calles de la ciudad tomando una cerveza o un café en un local de la playa fluvial, o a lo largo de los ríos que fluyen a través de la ciudad.

 

Porta di BrandeburgoQuien va a visitar Berlín debe saber que el primer lugar que ver es el distrito de Mitte, que corresponde al centro histórico de la ciudad. Este es un icono de Berlín, que encontrarás casi de inmediato al iniciar tu visita, la Puerta de Branddeburgo, de 26 metros de ancho y 65 de largo (Brandenburger Tor) es la única puerta de la ciudad que aún existe, el monumento más conocido de la ciudad y símbolo de la Alemani unida, porque simboliza la línea divisoria entre el Este y el Oeste de Berlín desde 1961 hasta Unter den Linden - Viale dei Tigli1989. Se construyó entre 1788 y 1791 por Carl Gothard Langhans y está inspirada en los Propileos de la Acrópolis de Atenas. Está coronada por una cuadriga de cobre, hecha por Johann Gotfried Schadow. Como curiosidad decir que Napoleón le robó en 1807 la cuadriga a París, como botín de guerra, pero tras la desastrosa campaña de Napoleón en Rusia y la victoria posterior de la Sexta coalición de Francia se equilibró la balanza y la diosa de la paz triunfó. La puerta y el carro fueron muy dañados en la Segunda Guerra Mundial y restaurados entre 1956 y 1958. El 13 de agosto de 1961 el monumento fue clausurado por la barrera del DDR, la República Democrática Alemana, que queda en la parte oriental de la ciudad. El carro que miraba hacia el oeste recibió un disparo en dirección opuesta (y por lo tanto hacia el muro de Berlín). Tras la caída del muro la Puerta de Brandenburgo se reabrió el 22 de diciembre de 1989, pero los caballos que miraban hacia el este desde donde se alza esta estatua, hacia la Plaza de Parizer, que recibió este nombre tras la conquista de París por las tropas prusianas en 1814. La plaza fue hogar de la burguesía por los años 1800. Con la construcción del muro, en 1961, se convirtió en tierra de nadie de forma preocupante. Después de la reunificación se decidió, no sin detractores, reconstruir la plaza con edificios del tamaño y aspecto de los originales. Ahora se encuentran varios edificios alrededor de la plaza, como el histórico hotel de lujo Adlon, la embajada de Francia, la Academia del Arte de Berlín y el Museo Kennedy. La casa que está junto al ala norte de la Puerta de Brandenburgo fue del pintor Max Liebermann, que nació en Berlín en 1847 y vivió en París. Libermann contribuyó en la reafirmación del impresionismo Alemán, y se convirtió en presidente de la Secesión de Berlín y de la Academia alemana de la Cultura. Tuvo que abandonar esta última en 1933 por ser judío. Murió en el 1935 y su casa fue ocupada por un nazi, desde la Puerta de Brandenburgo había una canción que se vinculaba originalmente al palacio real para Tiergarten, el coto de caza de la corte y se pusieron etiquetas de Unter den Linden - Viale dei Tiglidirección a lo largo de la avenida Unter den Linden en 1647, decorando así toda la calle. En el siglo XIX se convirtió en la zona favorita para pasear de los berlineses. Había sido reducida a escombros por los bombardeos y fue reconstruida tras la guerra con edificios indescriptibles. Ahora se está tratando de recrear la atmósfera de la época y reconstruir todo lo que había en el centro de la avenida, hasta los kioscos y bancos. El enorme edificio que ocupa los números del 50 al 66 es la embajada rusa. En la intersección con la calle Friedrichstrasse surgió el primer café Kranzler, el único local especialista en dispensaciones imperiales, con una terraza que permitía observar el paseo. También en la Unter den Linden está el Staatsbiliothek de Berlín, la Biblioteca Estatal de Berlín, diseñada por el famoso arquitecto Hans Scharoun. La biblioteca, que tiene más de 12 millones de libros, manuscritos, documentos y mapas, tiene una de las 48 copias que sobreviven de la Biblia de Guttemberg. En 1985 Win Wenders hizo famosa esta biblioteca en el mundo sacandola en su película "Las alas del Deseo". En los números 13 y 15 de la Under den Linden, en la esquina con Charlottenstrasse, está la galería de Deutsche Guggenheim de arte, que tiene exposiciones temporales de muy alto nivel, de hecho, Hotel Adlon Berlinocomo el resto de museos Guggenheim del mundo. El Hotel Adlon, señorial y elegante, fue el primer edificio en ser reconstruido en la plaza Parizer. El edificio original, inaugurado en 1907 contó con la presencia de la realeza y de gente de la talla de Rockefeller, Einstein, Thomas Mann, Charlie Chaplin, Greta Garbo y Enrico Caruso, por nombrar algunos. Si quieres reservar en este hotel y quieres tomar el desayuno frente a un trocito de historia como es la puerta de Brandenburgo, puedes hacerlod esde este enlace: Hotel Adlon. En esta parte del centro de Berlín, donde pasa de norte a sur la Friedrichstrasse, que en el siglo XX estuvo llena dde hoteles, teatros y tiendas y pasó a ser en la segunda guerra mundial un montón de escombros. Hoy en día las trazas de destrucción y división en la RDA se han borrado, pero aún así permanecen en la memoria de la gente. Neue WacheTambién en el barrio de Mitte, en el extremo oriental de Unter den Linden está la universidad de Humboldt, la más antigua de Berlín, que fue fundada en 1810 por el humanista Wilhelm von Humboldt. Aquí se han formado filósofos como Fichte, Hegel, Shopenhauer, lingüistas como los hermanos Grimm, físicos como Max Plank y Albert Einstein, además de otros muchos. También se graduó aquí Friedrich Engels y Karl Marx. Está ubicado en la antigua residencia del príncipe Enrique, hermano de Federico el Grande. A poca distancia se encuentra la Neue Wache (Nueva Guardia), un monumento neoclasicista dedicado a las víctimas de la guerra de la dictadura. Utilizada también por Karl Friedrich Schinkel, y fue construida por Federico Guillermo III de Prusia en 1816 como sede de la Guardia Real y como monumento a la memoria de los soldados perdidos en las guerras napoleónicas. Siempre se ha considerado como un mausoleo-monumento a los soldados desconocidos, y dependiendo de los periodos históricos su función siempre ha sido redefinida. Durante el periodo de la república de Weimar por ejemplo, se le dedicó a las víctimas de la primera guerra mundial, sin embargo durante la DDR a las víctimas del antifascismo.

 

Un poco más alla se encuentra la Gendarmenmarkt, una plaza del siglo XVIII muy grande, en su centro encontramos la Shauspielhaus, un teatro construido por el rey aleman Karl Friedrich Schinkel en el 1818 y reconstruido después de la guerra, hoy en día es una sala de conciertos importante en la ciudad, conocida como el Konzerthaus. A los dos lados de la plaza hay dos iglesias identicas, la catedral francesa (Dom Französischer) y la catedral alemana (Deuscher Sol). La primera fue construida por la comunidad de hugonotes, los protestantes franceses tras la revocación del Edicto de Nantes, donde se refugió a finales de los años 1600. El edificio tiene encima una torre cilíndrica con una cúpula, construida en 1785 y diseñada por Carl von Gontard, igual que la Deutscher Dom. Hoy en día en las casas de la iglesia está el museo dedicado a la historia de los hugonotes. Estos últimos fueron invitados a Berlín por el Príncipe electo Federico Gugliemo I de Brandeburgo, que era calvinista, ellos eran hábiles artesanos, sobre todo en la orfebrería y el sector textil. Pronto se ganaron su lugar privilegiado en la ciudad, y tuvieron influencias económicas y culturales en la vida cotidiana. Para 1700, el 20% de los ciudadanos de Berlín eran de origen francés. La parte Deuscher Dom fue construida por la comunidad calvinista de habla alemana. Hoy en día su interior, que fue reconstruido con un estilo moderno, tiene una exposición permanente sobre la democracia parlamentaria. La plaza también tiene una estatua del poeta Schiller, y es considerada como una de las más bonitas de Berlín por su armonía. Es el lugar perfecto para descansar entre todos los bares y restaurantes que lo rodean. Durante las vacaciones de navidad, desde la propia navidad hasta año nuevo, Gendarmenmarkt tiene un mercado navideño y una gran pista de patinaje sobre hielo.


ZeughausEl edificio más antiguo de la Unter den Linden que ha llegado a nuestros días es el Zeughaus (Arsenal antiguo). Fue construido por Federico III de Brandemburgo desde 1695 hasta el 1730 en un estilo barroco y se utilizaría como arsenal de artillería. Se convirtió después en un museo militar en 1875, y allí celebraba Hitler cada mes de marzo un discurso en el Memorial Day, Volkstrauertag (para los alemanes caídos en la Primera Guerra Mundial). En 1952 el gobierno lo convirtió en un Museo de Historia Alemana DDR (la Historia alemana desde el punto de vista comunista). Hoy en día, tras la unificación de Alemania, este se ha convertido en un museo histórico. Su patio es muy especial ya que tiene 22 máscaras dramáticas de los guerreros muriendo, de Andreas Schluter.

 

Bebelplatz a BerlinoOtra bonita plaza está en el barrio de Mitte y Bebelplatz. La plaza se ha convertido en el centro de la Fridericiarum Foro, una zona de antiguos edificios de estilo tomano diseñados por Georg von Knobelsdorff Wenzelaus. Fue, sin embargo, una idea de Federico el Grande la de hacer que el centro de Berlín simbolizase la libertad de la ciencia, las artes y la religión a través de sus edificios. El proyecto nunca llegó a acabarse pero sigue siendo una de las plazas más bonitas de Berlín, todos los edificios, muy dañados durante la guerra, fueron reconstruidos

 Rogo dei libri Berlinoen los años 50 y 60. La plaza fue un centro de quema de libros de la Berlinodalla Alte Bibliotek, un monumento del israelí Micha Ullmann recuerda la quema de libros que se llevó a cabo el 10 de mayo del 1933 ante Joseph Goebbels (en la que participaron, desgraciadamente, los estudiantes de la universidad vecina). 25000 libros considerados peligrosos por los nazis fueron quemados en esta plaza. Junto al monumento de Ullmann hay una leyenda que dice una cita de Heinrich Heine: "Cuando se queman los libros, al final acaba ardiendo también la gente". Con vistas a la plaza también hay muchos edificios históricos: la Palacio de la ópera, la Deutsche Staatoper, la Catedral de San Hedwig (St. Hedwig-Kathedrale), y frente a esta última, sobre la avenida, está la estatua ecuestre de Federico el Grande y la antes mencionada Universidad de Humboldt.

 

Staatsoper Unter den LindenLa " pera de Berlín fue construida por Federico II en 1741, y fue una de las obras del proyecto Forum de Fredericianum que acabamos de contar. El teatro fue inaugurado oficialmente con una actuación de Heinrich Graun "César y Cleopatra" en el 1742. Casi un siglo después de su apertura, en el 1842, la " pera Estatal de Berlín bajo la dirección de Gottfried Wilhelm Taubert comenzó la tradición de albergar conciertos sinfónicos. Durante ese año, el compositor Felix Mendelssohn participó en varias de las obras más importantes. Hacia finales del siglo XIX, la ópera se estableció ya como una institución musical a nivel mundial y acogió estrenos mundiales de grandes compositores como Felix von Weingartner, Richard Strauss y Leo Blech. Después de la crisis a finales de la Primera Guerra Mundial, a principio de 1920, la " pera fue restaurada de forma importante y trajeron directores y compositores de renombre internacional, tales como Erich Kleiber, Otto Klemperer, Bruno Walter y Alexander Zemlinsky, ayudando así a la escena musical internacional. En 1945 una bomba devastó Berlín y Herbert von Karajan dirigió su último concierto en la Staatskapelle, la orquesta sinfónica de la ópera. Tras el periodo de declive que siguió a la destrucción en la guerra, tras la reunificación, la óper volvió a su repertorio habitual, con un enfoque hacia la ópera barroca. En los años 90 pasó a llamarse Staatsoper Unter den Linden y su director pasó a ser Daniel Barenboim.

 

MuseumsinselUno de los lugares que no te puedes perder en el barrio de Mitte es el Museumsinsel, la Isla de los Museos, la parte norte del río Spree en el centro de Berlín, que por sus características ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El nombre de la Isla de los Museos se debe a la gran cantidad de museos importantes a nivel internacional presente allí, son museos construidos hace ya más de un siglo, de 1822 a 1930 en un área recuperada del pantano. El museo más antiguo es el Altes Museum, el museo antiguo, que fue construido en 1822 por el arquitecto Busto di NefertitiSchinkel para guardar la colección de antigüedades de Federico Guglielmo III. En 1855 se construyó Neues Museum, el museo nuevo. Fue totalmente destruida durante la guerra y permaneció en ruinas hasta el 1986, entonces fue reconstruida como la original y volvió a abrir a finales de 2009. Fue hogar de una colección egipcia, entre la que se encuentra el famoso busto de Nefertiti. En 1876 se inauguró la Alte Nationalgalerie, la antigua Galería Nacional, que se construyó para exhibir la colección de obras de arte del siglo XIX donadas por el banquero Joachim HW Wagener. Este edificio, parcialmente destruido por la guerra, reabrió únicamente en 2001 tras una larga restauración. Además de las obras romanticas alemanas de Karl Friedrich Schinkel, Caspar David Friedrich y Karl Blechen, la colección volvio a montarse tras la guerra con cosas más diversas, como las obras de Arnold Bocklin, Adolph von Menzel y Liebermann. Además de estas obras también las había de los impresionistas franceses Claude Monet y Edouard Manet. En 1907 se abrió el Museo Bode, reconocible por su cúpula de cobre oscuro que mostraba el arte antiguo cristiano y bizantino y mostraba la mayor parte de las colecciones del Museo Egipcio Germánico. Tiene entre otras la Munzkabinett, una colección numismática, una de las mayores de todo el mundo con más de 500000 registros. El último de los museos construidos en esta zona es el Pergamonmuseum, único en su especie, que fue acabado en 1930 y tiene una colección arqueológica de edificios monumentales construidos a tamaño real, toma su nombre de Pérgamo en Anatolia, entre sus obras está el Altar de Pérgamo, la Puerta del Mercado de Mileto y la Puerta de Ishtar. Estos museos no son obras de arte en si mismas, son en realidad lugares agradables donde pasar un buen día con librerías, cafés y restaurantes donde hacer una pausa durante la visita a la ciudad.

 

AlexanderplatzEn tu paseo por el barrio de Mitte no peudes dejar de ir a la Alexanderplatz, otro icono de Berlín, esta siempre ha sido una de las zonas de más vida de toda la ciudad. Es un punto que separa entre la Berlín histórica y la Berlín socialista, y fue paso diario de cientos de miles personas. Tiene su nombre actual desde 1805, durante la visita del zar Alejandro I. En los años 20 del siglo pasado, la plaza era similar a la Potsdamer Platz, el corazón del Berlín nocturno. Así se describe en el periodo de 1929 de Potsdamer Platz, Alfred Döblin, que lo plasmó en su novela Berlin, Alexanderplatz, es una novela metropolitana romántica y surgió durante los años de la república de Weimar, antes de los nazis, y se hicieron dos películas, la Alexanderplatzúltima en 1980, de Rainer Werner Fassbinder. La plaza, enormemente destruida durante la guerra fue administrada por la DDR y reconstruida en los años sesenta. La Alexanderplatz está rodeada por varios edificios muy famosos, como son el Fernsehturm o la torre de la televisión, que es la segunda más alta de Europa. En el centro de la plaza hay un Reloj Universal del año 1969, una estructura que gira continuamente mostrando la hora en diferentes partes de la Tierra y la Fuente de la Amistad, también del 1969, por aquel entonces refugio de los jóvenes Punk. En esta plaza todavía hay dos edificios gemelos en la zona oeste, Alexandrehaus y Berolinahaus, y la casa de Lehrers. El primero de todos fue construido entre 1929 y 1932, diseñado por Peter Behrens tiene hoy en día una gran protección debido a sus características artísticas. La casa de Lehrers (la casa de la maestra) fue el primer edificio construido después de la guerra en la plaza, en el año 1962. Durante la revolución pacífica de 1989 que llevó a la caída del muro y la manifestación del 4 de noviembre de aquel año fue la reunión más grande de la historia de Alemania del Este. Los berlineses llaman a este lugar simplemente "Alex".

 

ReichstagCerca de la puerta de Brandenburgo hay otro simbolo de la ciudad, el Reichstag, la sede del parlamento alemán, el Bundestag. Fue construido a partir del diseño del alemán hugonote Paul Wallot, entre 1884 y 1894, para ser la sede del parlamento del Reich alemán antes de la reunificación alemana tras la caida del muro de Berlín. Su historia ha marcado la historia reciente alemana, fue en 1933 cuando ocurrió un incendio que destruyó buena parte del lugar. Nunca quedó clara la razón del incendio, pero se atribuyó Foto con il soldato dell'Armata Rossa sul Reichstagla culpa a los comunistas. Esto hizo que el partido nacional socialista (nazi) de Hitler pasara al poder de Alemania. El edificio fue reconstruido pero tuvo más daños aún al final de la guerra. La foto con el soldado de la Armada Roja se colocó en el edificio de bandera sovietica, después de la conquista de la ciudad por el ejercito ruso esta pasó a ser una de las fotos más famosas de todo el siglo XX, simbolizaba el final de la derrota de la Alemania Nazi y por lo tanto de la pesadilla. El nombre del soldado era Abdulkhakin Ismailov y vivía en la provincia de Daguestán, murió hace poco, a la edad de 93 años en el 2010. Al final de la guerra, el Reichstag había sido terminado dividiendo la ciudad de Berlín Oeste, cerca del muro. Fue reconstruido entre 1958 y 1972, pero su cúpula central y la mayoría de adornos se eliminaron. Antes de la reunificación el Parlamento de la República Federal Alemana se reunía allí de forma simbólica una vez al año, para indicar que Bonn era solo una capital temporal. Tras la reunificación alemana se decidió rápidamente mover el Bundestag de nuevo a Berlín, la obra finalizó en el 1999. La cúpula de vidrio que está sobre el parlamento es obra de Norman Foster. Al principio esta decisión fue muy controvertida, pero a los pocos años se convirtió en uno de los iconos más famosos de la ciudad en todo el mundo. Hoy en día se ofrece una magnífica vista del parque Tiergarten desde la parte superior de la famosa cúpula de cristal, pero hay que esperar largas colas y estrictos controles de seguridad.

 

Berlino notturnaA la hora de divertirse, Berlín tiene una de las vidas nocturnas más intensas de toda Europa. Hay muchos bares, pubs, clubes y discotecas, y se crean salas nuevas a diario. La mayoría de lugares del centro (distrito de Mitte, Prenzlauer Berg, Kreuzberg), cuentan con muchos locales nocturnos. Berlín es también el hogar de la "Love Parade", una gran rave al aire libre que atrae a millones de personas de todo el mundo para bailar a ritmo de techno y música electrónica. La capital de Alemania es también una ciudad de las que más cuida el medio ambiente de Europa, ya que tiene más de un 60% de superficie verde.
Berlino area MittePara el visitante que elige Berlín como capital del turismo europeo, o los que lo eligen para sus negocios, o para su trabajo y estudios, esta ciudad es normalmente un gran lugar. Se puede acceder fácilmente desde Italia en avión, o también en coche y tren, esta es una ciudad muy completa y con muchos atractivos. Hacer un crucero es una magnífica manera de descubrirla ya que está llena de puentes y canales, los viajes pueden durar de una a tres horas. Los principales puntos de embarque están en la zona del Castillo de Charlotteburgh y en las cercanías de la Catedral e Berlín, pero hay otros muchos sitios en los que cogerlo.

 

Berlín es sin duda alguna una de las ciudades que debemos visitar, tiene gran cantidad de museos de importancia internacional y varias universidades de investigación, también tiene la famosa Alexanderplatz o el último lugar de moda que es el Scheunenviertel, también conocido como el Barn Quartier. El pasado, presente y futuro se juntan tanto en la historia, cultura, arquitectura, cine, música y en todo en general, es una ciudad grande, inmensa, pero a pesar del gran tamaño de la ciudad su gente es muy amable. Es un lugar donde disfrutar y apreciar la belleza y todas sus cualidades, que te ayudarán a inspirarte y alentarse para tus proyectos. Con el tiempo, Berlín ha tenido momentos de inspiración, horror y nostalgia, y otros de simpatía. A la vez que momentos seductores y repulsivos, frívolos y comprometidos, pero sigue siendo una ciudad donde los mundos opuestos coexisten y dan lugar a un sitio muy interesante de descubrir.


Para buscar las mejores oportunidades hay un post sobre donde dormir en el enlace de abajo, ¡Informagiovani-Italia te desea un buen viaje a Berlín!

 

 

Dove si trova?

Top

 

 

 

Ostelli Berlino   Ostelli Germania    Hotel a Berlino

Carte d'Allemagne Karte von Deutschland  Mapa  Alemania   Map of Germany

Carte de Berlin   Karte von Berlin Mapa  Berlín     Map of Berlin