PRAGA

VISITAR PRAGA : INFORMACI" N PEQUEÑA GU?A

"Todo esto hizo de Praga, en su maravillosa belleza, una ciudad llena de fantasmas y encantamientos, y la convirtió en el símbolo de los huecos y las sombras que tiene la vida, y sobretodo de la nostalgia..." ClaudioMagris, Venturas y desventurasde un tríptico. Una historia casi de Praga, 1993

Praga, el sueño de piedra, como se la llamaba, es una ciudad mágica, custodiada por su buena arquitectura y un gran número de plazas románticas. Querida por los artistas de todo el mundo, Praga está dominada por un gran castillo, de casi 600 metros de largo, además tiene un centro histórico atravesando el río Moldava repleto de hermosos puentes.

 

Ponte Carlo - PragaRetratado en todas las imágenes de recuerdo, el puente más famoso es el Puente Carlo (Karluv Most). Se puede caminar a través de él, pero debes hacerlo por la mañana temprano o al atardecer, cuando los efectos de luz harán el paseo inolvidable. El puente conecta el Barrio Piccolo de la orilla izquierda con la ciudad antigua, a la derecha del río. Generalmente el puente es una aglomeración de turistas, vendedores ambulantes y cantantes de jazz, en una atmósfera relajada y placentera. En la antigüedad el puente se utilizó para ejecutar a los condenados a muerte. Las 30 estatuasrepresentan los santos.

 

Praga es un lugar encantadordonde se encuentran el Oriente y el Occidente, donde encontrar preciosas arquitecturas del Barroco y el Rococó, incluyendo el Art Nouveau y el Modernismo. En la orilla del río Moldava puedes imaginar paseando que el aire te Vacanza a Pragatransmite las notas de la melodía de Smetana, el famoso compositor checo, que dedicó su famosa sinfonía Vltava (La Moldava en italiano), al propio río. La Primavera de Praga, festival de música clásica que se celebra cada año el 12 de mayo (fecha de la muerte del compositor) se inaugura una vista de la Moldava. Caminar a lo largo del río al atardecer nos ofrece una gran comprensión de lo que hace a esta ciudad tan encantadora. Da un paseo en barco por la noche en el río Vltava, lo cual es muy romántico. El centro histórico de Praga cuenta con una gran extensión, 866 hectáreas, y en 1992 entró a formar parte de la lista de patrimonio cultural mundial de la UNESCO. Praga recibió de la Unión Europea el título de la Capital Europea de la Cultura en el 2000, título de particular importancia ya que fue al inicio del nuevo milenio.

Città vecchia di PragaLa atmósferaes mágica en la antigua ciudad de los reyes, que a lo largo de la historia lo ha visto todo: siglos de reinado de los reyes de Bohemia, compositores clásicos, invasores nazis, tanques soviéticos y después de las grandes dificultades del renacimiento comenzó a recibir olas de turistas abriéndose así a nuevas perspectivas económicas y sociales. Tuvieron lugar muchos acontecimientos en las pintorescas calles de Praga, sus altos campanarios han sobrevivido a muchas amenazas. Praga es aún capaz de transmitir la fuerza del carácter de sus habitantes, y sigue siendo una de las ciudades más bellas, en términos de zonas urbanas y Romanticismo de toda Europa (está en la lista de las seis ciudades más visitadas de todo el continente). Durante siglos la ciudad ha sido un cruce de caminos de mucha gente famosa, sobre todo artistas y escritores. Su belleza era admirada por Mozart, Beethoven, Apoollinaire, Tchaikovsky, Dostoievski, Rodin, Kokoschka, Elizabeth II, el Papa Juan Pablo II y otros personajes importantes de la historia de Europa. Entre los literarios, Praga era muy admirada por Hasek, Seifert, Brod, Kisch y Kafka. Los amantes de la literatura deberían hacer una visita a la casa de Kafka (en un callejón del castillo, número 22, por abajo), un escritor sublime y atormentado, filósofo y autor de la existencia de la metamorfosis, nacido en Praga en el 1883. Más reciente, nuestro Umberto Eco, amante de Praga, ha honrado a la ciudad con su libro "El cementerio de Praga". La película Canone inverso del 1999 celebró su música en Praga, que ha visto fácilmente transportar sus intensas notas de la banda sonora, imaginando al violinista en una cervecería llena de humo y musica.

 

Panorama di PragaDéjate fascinar por las callejuelas ocultas de Praga, las plazuelas románticas y los pequeños destellos, cuyo encanto no se puede describir con palabras. La Ciudad Vieja, el Puente Carlo, la Mala Strana (barrio debajo del castillo llamada antes la Ciudad Pequeña), Nove Mesto (la Ciudad Nueva), la Plaza del Reloj, son algunos de los lugares símbolo de la ciudad. El complejo de monumentos históricos de la ciudad está dominada por el Castillo de Praga (Prazsky hrad), mientras que el centro está dividido en seis partes, durante un tiempo era una ciudad independiente, pero se unificó en el siglo XVIII: en casco más antiguo de la Ciudad Vieja (Stare Mesto), la Ciudad Baja o Pequeña (Mala Strana), la Ciudad Nueva y Hradcany, se unió más tarde al antiguo barrio ebreo de Josefov y Vysehrad. El barrio de Mala Strana (la Ciudad Pequeña dominada por el barroco) y Stare Mesto (que significa en checo Ciudad Vieja) e la zona turística más visitada. La Plaza central de Stare Mesto es el lugar donde ocurrieron los hechos más significativos de la ciudad, desde las coronaciones del rey hasta las ejecuciones de los condenados a muerte.

 

Cimitero di PragaEl barrio judío de Josefov es otro destino que no debes dejar de visitar. El gueto de Praga fue creado en 1600 para limitar a los judíos en un espacio determinado. Evocador, el cementerio judío alberga tumbas que por la falta de espacio se han puesto unas encima de otras. Los judíos habían cerrado en realidad el gueto para encontrar una solución a la falta de espacio para los entierros. La superposición de tumbas, hasta en 12 capas de enterramientos, es la causa obvia de que no coincida el número de lápidas con el de muertos. Sin embargo las lápidas son miles, cerca unas de otras, oblicuas y a veces casi a la inversa de las otras. Otra cosa particular son los mensajes escritos en papel a los muertos, que se dejan en las tumbas con piedras para que estén estables. Cada mensaje contiene una penitencia u oración de un amigo o pariente de los queridos difuntos.

 

El estilo de la ciudad está bien resumido en su eslogan: "Praga caput regni" (Praga capital reina), que indica que es la ciudad más fuerte y hermosa del reino, y que también lo fue del Sacro Imperio Romano desde el siglo XIV. Desde su creación, Praga ha desempeñado un importante papel en la historia de la nación checa y Europa. En la edad media su fama era de una de las ciudades más bellas del mundo y por esta razón se le dio muchos nombres diferentes: "ciudad dorada", "cien torres", "corona del mundo", "sueño de piedra", solo por decir algunos de ellos.

 

Un visitado al enorme y antiguo castillo, uno de los másgrandes del mundo, explica el apodo de la ciudad de las cien torres. El castillo fue restaurado y reconstruido parcialmente Castello di Pragavarias veces, ya que cada nuevo inquilino quería darle su toque personal. En la actualidad es la sede oficial de la Vaclav Havel, la presidencia de la república checa, y también tiene en su interior las joyas de la corona. Este gran fuerte es un punto de partida ideal para comenzar un paseo por toda la ciudad, ya que desde aquí todo es cuesta abajo... Del castillo sale la larga y antigua calle Regia, la calle real, que en el 1458 fue testigo del ascenso al trono de Giorgio di Poděbrady. Cuando comenzó a reinar con el nombre de Jorge de Bohemia fue el primer monarca europeo en renuncia a la fe católica, oponiéndose a la corruptela de la iglesia y el comportamiento incoherente y desordenado del clero. Cerca de la calle Regia está la Torre de la Pólvora (Prašná brána) del siglo XVI que ofrece una entrada simbólica a la ciudad y está construida sobre una de las 13 puertas de Praga. Cerca está el ayuntamiento (Obecni dum) del siglo XIX, uno de los máximos exponentes del Art Nouveau de Praga. Tiene un bello y hermoso mosaico de Karel Spillar, La Apoteosis de Praga, que decora el espacio sobre la puerta de acceso.

 

Los soberanos recorrían la Via Regia en cortejo para coronaciones y funerales, como hizo el emperador Massimiliano en el 1562, Maria Teresa en el 1743, Leopoldo II en el 1791 y Fernando V en el 1836. La calle Real atraviesa las cuatro ciudades originales de Praga y desde la ruta podemos admirar los edificios y monumentos más importantes de Praga. Imagínate que vas acercándote poco a poco al castillo y a la catedral que hay en su interior. Caminando encontramos: la Casa de la Madre Negra de Orologio di PragaDios, edificada a principios del XX y hoy en día sede del Museo del Cubismo (a dos pasos encontramos la calle Celetna, una de las calles más antiguas del centro histórico de Praga); el templo de Tyn, también conocido como la iglesia de Santa Maria de Tyn, un lugar de culto para los husitas (seguidores de Jan Hus de Bohemia, un reformista revolucionario); el antiguo ayuntamiento del 1388, más conocido como el Reloj Astronómico, que desde hace seis siglos ha recorrido el duro movimiento del universo (en la foto a la derecha). El reloj señala el día, mes, años y la salida del sol y de la luna, además del movimiento de los planetas, pero hay un pequeño problema, el reloj fue construido en el 1400, cuando aún se pensaba que la tierra era el centro del universo y todo giraba en torno a nosotros, así que sus representaciones tal vez no sean demasiado precisas. También podemos ver el desfile religioso si abrimos las ventanas, en la parte inferior se verán los movimientos del esqueleto, del avaro y del vanidoso.

 

También a lo largo de la calle Regia encontramos el Klementinum (1556), un gran edificio barroco antiguo colegio de jesuitas, que a su vez se compone de la iglesia de San Salvador, San Clemente y Vlaska Kaple (la considerada Capilla de los Italianos); La puerta del Puente de 1380, de estilo gótico, el Puente San Carlos (del que habíamos hablado antes), la Torre del Puente de la ciudad pequeña (Mala Strana), edificado del XII al XV, la iglesia del siglo XVIII de San Nicolás, obra maestra del Barroco bohemio y finalmente el Castillo y la Catedral, en su interior. Llegando al castillo uno se que da impresionado con el tamaño de los edificios que lo componen, y en su interior está la Catedral de San Vito, de 120 metros de largo, en un estilo gótico con agujas apuntando al cielo. Impone su puerta de oro, y sus grandes vidrieras decoradas. En el sótano están las tumbas de los reyes de Bohemia, donde los turistas deberían ver el cambio de la guardia.

 

No te olvides de ir a la Callejuela de Oro, una estrecha calle llena de casas pintadas de colores y unidas entre si, con pequeñas puertas hechas de madera. Las casas fueron construidas originalmente como alojamiento para la guardia de Rodolfo II, después se trabajó la orfebrería y se dice que a las casetas iban los alquimistas y magos intentando encontrar la formula que transformaba el hierro en oro. Imagínate las calles animadas por los artesanos y maestros. En el número 22 de esta calle se encuentra una placa que dice "Zale zil Franz Kafka". Has llegado a la casa en la que vivía Kafka, se trata de una casa pequeña, con dos dormitorios y una pequeña ventana, donde vivió el escritor y su hermana. En 1916, Kafka buscaba un lugar tranquilo donde escribir y junto con una de sus hermanas, Ottla, se quedó en esta casa en la que escribió muchas historias. Emociona pensar en el joven Kafka, que se encuentra entre estas paredes. Es curioso saber que entre sus contemporáneos de Praga suscitó interés que Kafka fuera tan famoso e importante en el occidente. Hoy en día en la casa hay una tienda de objetos relativos a Kafka, alguno lo encontrará interesante, otros preferirán una conmemoración más artística y menos comercial. No te pierdas el Museo Kafka, una interesante exposición que recorre la vida y obra del escritor (situado en Hergetova Cihelna y abierto todo el día de las 10.00 a las 18.00, tel. +420 257 535 507). La tumba de Kafka está en el Nuevo Cementerio Judío (para llegar allí, Línea A del metro Želivského).

 

Para aquellos que quieran una visión general de Praga, aquí hay algunos de los monumentos desde los que se puede tener una de las mejores vistas de la ciudad: nos encanta la vista desde el puente del río Smetana y desde el Novotny, pero también son bonitas las que se ven desde la Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, de la Puerta del Polveri, de la torre del Puente de Mala Strana, de la torre de la Catedral de San Vito y de la iglesia de San Venceslao y de San Adalberto, desde la rampa del Castillo de Praga en Plaza Hradcanské, de la Torre panorámica de Petrin, del parque de Letna (Padiglione Hanavsky), del campanario de la iglesia de San Nicolás, de la Torre de la Estación de Transmisión de Zizkov, Vysehrad. ¿Son demasiadas? Solo tienes que elegir una para admirar toda la belleza que Praga puede ofrecerte.

 

Es mejor visitar Praga a pie o utilizando su característico tranvía. Solo así podremos Praga segretaexplorar todos sus secretos. Visita los principales monumentos, pero conoce también la Praga más oculta. Piérdete en una brumosa mañana, después de tomar el café en una de las muchas cafeterías del centro (prueba el Gran Café Orient, sobre el Museo Cubista o el Café Louvre, el preferido de Kafka y de Einstein). Sin una dirección precisa intenta conocer el verdadero sentimiento de Praga: una vieja y polvorienta biblioteca, donde se puede descubrir la versión checa de cualquier autor italiano, una tienda de viejas máquinas fotográficas, una pequeña panadería donde encontrar muchos productos frescos de horno, una iglesia oscura iluminada exclusivamente por unos pocos rayos de luz y que está siendo limpiada por unas señoras ancianas. Improvisadamente aparece un tranvía amarillo y rojo... cógelo y deja al conductor llevarte a algún sitio, baja solo cuando te apetezca...

 

Durante todo el año Praga presenta un rico calendario de fiestas y eventos de música, arte y drama. La ciudad es capaz de ofrecer varias formas de vida, cultura y entretenimiento, incluyendo hoteles, hostales, restaurantes, museos, cafés artísticos y una vibrante vida nocturna, más que nunca. No olvides las tiendas, antiguas y modernas de Praga que están siempre a la vanguardia de los negocios, para comprar un recuerdo de cristal de Bohemia (una hermosa tradición antigua y muy cara) y una piedra preciosa llamada granate (piedras semipreciosas de color rojo oscuro intenso), la ciudad está llena de tiendas de joyería y sus precios no son abusivos. En esos precios, encontraremos bonitas marionetas y para los niños juguetes de madera artesanales. Las matrioscas, a pesar de su origen ruso se han transformado con el tiempo en el recuerdo típico de Praga. Pueden ser un buen regalo para el hogar como objeto decorativo y ser un juego para los niños pequeños. Si no tienes miedo a romperlo todo en la maleta, o viajas en avión, una cerveza artesanal o un licor pueden ser también un buen recuerdo/regalo interesante (siempre puedes conservar la botella vacía). Aquí hay una gran tradición en cuanto a la cerveza artesanal y los licores hechos de hierbas y ciruela: el becherovka (con 23 hierbas y un sabor a canela) y el slivovice (un aguardiente de ciruela) tanto como entrante como digestivo. Piensa que la cerveza es barata en Praga y cuesta menos que el agua. Llévate los recuerdos sobre todo estampados en tu mente, y podrás volver a revivirlos con el tiempo e incluso volver una vez más antes o después a la antigua ciudad de los reyes. Para aquellos que tengan tiempo para visitar la zona, un consejo, después de Praga visita los castillos de Bohemia.

 

Copyright © Informagiovani-italia.com.

Dove si trova?

 

 

 

Top

 

Ostelli Praga   Ostelli Repubblica Ceca   Hotel Praga   Hotel Repubblica Ceca

Carte de Prague  Karte von Prag Mapa Praga   Map of Prague

Carte de la  republique tchèque     Karte Tschechisches Republic     Mapa República Checa   Map of the Czech Republic