RAVENNA

Advertisement

VISITAR RAVENNA : PEQUEÑA GU?A INFORMATIVA

 

Una mirada a los espléndidos mosaicos del mausoleo de Gala Placida, en Rávena, produce escalofríos. Es un increíble trabajo de perfección técnica, paciencia infinita y unos gustos artísticos que han llevado a esta pequeña ciudad de la Romaña, que fue inscrita en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Fueron precisamente los expertos de este importante organismo internacional los que definieron el antiguo monumento del siglo IV d.C. como "el primer y mejor conservado de todos los monumentos de mosaicos, y al mismo tiempo uno de los más perfectos artísticamente".

Advertisement

En Rávena los mosaicos no solo reflejan la historia de la ciudad, que fue tres veces capital de los grandes imperios, también refleja el carácter de un área que hoy en día está conectada almar, al Adriático, a través de sus aguas interiores, y que hace la llanura central más segura.

Mosaici di RavennaRávena no tiene que mostrar sus "créditos" de orgullo, ha vivido tantos siglos, que han terminado por ser milenios. Como un cofre del tesoro que ha sido acariciado por el arte, la historia y la cultura como fuertes pasiones. Sabíamos antes de llegar a esta bonita ciudad, nos íbamos a encontrar que a través de las enormes extensiones de Milán llegaríamos a Bolonia y más tarde al mar... mirando a través de la ventana del tren, que pasaba junto a las aguas del Valle del Comacchio y poco a poco pasaba el tren hacia Rávena. Pensando, se nos viene a la mente Oscar Wilde, y su entrada en la ciudad en el 1877, a caballo ("hace un año respiraba aire italiano...", hacía un año que respiraba aire italiano y sus impresiones de esta ciudad le valieron un importante primer premio en su carrera). Antes que él, Lord Byron de Rávena descubrió el encanto de una ciudad bendita por el paso del tiempo, a la vez que hizo grande la antigua Bizancio, que ha influido a escritores y viajeros. Dante fue uno de los primeros y su tumba sigue siendo una de las principales atracciones de la ciudad.

Cuando Byron llegó a Rávena, el 10 de juniode 1819, fue para conseguir su sueño, que llevaba por nombre el de Teresa Gamba Guiccioli. La ciudad causó en el gran poeta una inspiración artística y de ideales (de aquí pasaría a tener sus primeros comienzos politicos en Grecia), y hoy en día nos suena muy familiar:

"¡Dulce hora del crepúsculo!... en la soledad del Pinar... silencio en los bancos que muestran la inmemorable selva de Rávena, que cubre el suelo donde una vez rugió el Mar Adriático, terminando en el lugar donde estaba el último fuerte del Cesar"

La curiosidad es fuerte, si quieres conocerRávena contada por sus grandes poetas lo que debes es visitar la Biblioteca Classense. En una de las salas monumentales está el busto esculpido de la amante de Byron, realizado en el 1821 por Lorenzo Barlotini. La infinita dulzura se captura en la escultura de esta chica desnuda, como si sus ojos quisieran recordar el intenso amor que lo unía con su amante. Quizás todavía lleno de esperanza, a la espera de un día que reconciliase a la estatua de Bartolini también con Byron, actualmente está en el National Portrait Gallery de Londres... ¿Quién sabe? El entusiasmo se ve en sus ojos, la misma pasión que tienen sus visitantes. La biblioteca (situada en la calle Baccarini) está en el antiguo monasterio Camaldolesi, en Classe, y se hace sentir una gran sensación de patrimonio literario en su interior, uno de los más preciados de Italia con 800000 volúmenes, ediciones de antiguos códices, manuscritos raros, mapas e iconografía. La distancia desde la biblioteca al mausoleo es poca, unos 20 minutos a pie, en dos partes diferentes de la misma ciudad, pero unidos por una pasión, el arte y la belleza.

"Cabalgué cuanto quise, la humedad del aire era dulce | El camino blanco sonaba bajo los cascos de mi caballo, | Y meditando sobre el nombre antiguo de Rávena | examiné el día, marcado con heridas de fuego | El cielo de turquesa pasaba a ser de oro reluciente..." Oscar Wilde

Es hermosa Rávena, durante siglos fue tambiéndestino de muchos hombres ilustrados como Boccaccio, Leopardi, Jung y Klimt, fue también capital del imperio romano de occidente, capital de los godos de Teodorico y de la Italia bizantina y medieval, tanto veneciana como más tarde un centro moderno y contemporáneo. Un prometedor puerto de la antigüedad (en la actualidad tiene un tamaño de unos 5 kilómetros), Rávena llegó al poder en el siglo I a.C. bajo el emperador Augusto, quien construyó una base naval en la próxima ciudad de Classis (actual región de Classe, hoy en día sede de excavaciones arqueológicas). La ciudad se convirtió al cristianismo muy pronto, en el siglo II d.C. y la disminución del poder de Roma la convirtió en capital del Imperio en el 402 d.C., a lo largo del siglo siguiente pasó a estar bajo el liderazgo de los ostrogodos arios  y en el 540 pasó a ser parte del imperio Bizantino de Giustiniano. La grandiosidad de este pasado ha dejado un rico legado de monumentos en Rávena, edificios religiosos y civiles, con espléndidas decoraciones y mosaicos cristianos que mezclan la iconografía cristiana tradicional greco-romana, bizantina y las influencias venecianas. Este Gallia Placida es un sitio mágico, un edificio construido entre el 425 y el 430 d.C. y ha sido construido en forma de cruz griega con una serie de mosaicos de los más antiguos de la ciudad: tiene bóveda, arcos y lunas completamente recubiertas de decoraciones. El cielo estrellado y los temas iconográficos se ven en las armonías al unísono de la luz y del color, representaciones cristianas clásicas de la vida eterna, que vence a la muerte en tierra.

A pocos metros del mausoleo también hay otro monumento, incluido tambiénen el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es la Basílica de San Vitale, del siglo VI. Como el primero, este edificio muestra un gran valor de arte decorativo de Rávena, las vistas nos muestran desde el altar mayor hasta el brillo de los mosaicos y frescos de su interior de estilo barroco. En total hay en Rávena ocho sitios de la UNESCO, a parte de los dos mencionados también están: el Baptisterio de Neonian (del siglo V), la Capilla del Arzobispado (primeros años del siglo VI), la Basílica de San Apollinare Nuevo (siglo VI), el Mausoleo de Teodorico (siglo VI), el Baptisterio de Ariani (siglo VI), la Basílica de San Apollinare de Classe (siglo VI). Entrar en este último sitio es fascinarse por la belleza y simplicidad del arte, su arquitectura dedicada al primer obispo y patrón de Rávena que se encuentra a las puertas de la ciudad, en el campo. En el interior, una gran nave flanqueada por dos docenas de columnas de mármol son el principal punto de la visita: un excepcional mosaico de colores de oro, turquesa y esmeralda. En su día el edificio era el primero en verse para los que llegaban por el mar a la ciudad desde el Adriático. No muy lejos de la costa de ese mar se encuentra la célebre Pineta de Classe, tan adorada por Dante y que en aquel momento cubría todo el litoral. ¿Sería este aire el que respiraba el poeta irlandés? ¿Es esta la dulce hora del crepúsculo de Byron? Hoy en día aún se despiertan los sentidos con el aroma de los pinos, el lentisco, el brezo y también el aroma oculto de la maleza.

Del mar al centro hay poco camino, siempre nos recuerda a "ghibellinfuggiasco". Dante Alighieri murió en Rávena en 1321, tras contraer la malaria en las marismas pantanosas de Comacchio y después de un gran periodo de exilio en su Florencia (ciudad en la que compuso los cantos finales del Paraíso). En la Plaza del Popolo, en el centro de Ravena, hay una serie de sitios dedicados al gran poeta florentino: la calle Alighieri que lleva al "dantis poete sepulcrum", el Sepulcro de Dante, obra de Camillo Morigia en estilo neo-clásico en 1780. Hoy en día el sepulcro es una tumba vacía, los huesos del poeta reposan dentro de la antes citada Biblioteca Classense, ¿qué mejor lugar para en descanso eterno de un personaje tan importante de la literatura italiana?. Un florentino tiene el honor de rellenar las lámparas de aceite que cuelgan en el centro del techo de la tumba... luz eterna del arte.

Además de la belleza artística y el entorno natural, Rávenatambién nos ofrece una vida de calidad. Las estadísticas nos dicen que el nivel de satisfacción de los ciudadanos es alta. Hay numerosas rutas para bicicleta que nos pueden llevar al mar, atravesando el campo y pasando por los lugares más pintorescos. Rávena también ofrece una serie de eventos culturales importantes, como el Festival de Rávena (junio-julio), un evento dedicado a la ópera, ballet, conciertos de música clásica, exposiciones y el Jazz de Rávena, el festival internacional más antiguo del jazz de Italia (Rocca Brancaleone, a finales de julio), el Premio Guidarello al periodismo de autor (octubre), el Curso de Mosaicos (junio-septiembre) y muchas actividades relacionadas con las celebraciones o lecturas de Dante.

En torno a Rávena encontramos varios balnearios con playas de arena, entorno a los pinos: Casalborsetti, Lido Adriano, Lido di Classe, Lido di Dante, Lido di Savio, Marina di Rávena, Marina Romea, Porto Corsini e Punta Marina Terme. La organización de los servicios balnearios es eficiente y dinámica, puedes elegir entre unas vacaciones de sol y descanso, o unas de deporte y fitness, ir a un restaurante romántico a orillas del mar, cocina étnica, cocina tradicional Romaña, todo ello con la alegría de la danza en las happy hour. Los niños normalmente querrán visitar el parque temático de las Maravillas... y no podemos olvidar un saludo solemne a la ciudad en la que reposa Dante, muy querido por emperadores, poetas y viajeros.

Copyright © Informagiovani-italia.com

Dove si trova?

Advertisement

Top

 

Ostelli Ravenna    Ostelli Italia  Auberges de Jeunesse Italie   Hotel Ravenna

 Carte Ravenna   Karte von Ravenna  Mapa Ravenna     Map of Ravenna

Carte Emilie Romagne    Karte von Emilia Romagna   Mapa Emilia Romaña   Map of Emilia Romagna

Carte d'Italie  Karte von Italien  Mapa Italia  Map of Italy   Carte Italie Regions

 
Se questa pagina ti è stata utile offrici un: Paypal